Factores que influyen en las ventas online

Una de las técnicas más importantes en las estrategias de posicionamiento web es el llamado Link building, el cual consiste en conseguir enlaces hacia nuestro dominio desde otras páginas web. Se basa en la idea de que una web que sea referenciada por otras muchas, tiene una mejor reputación y por tanto se merece ocupar una mejor posición en los buscadores.
Pero en realidad el Link building es mucho más que conseguir enlaces entrantes de respaldo (back links). Hasta hace poco tiempo, se intentaba conseguir mejorar las posiciones a través de una cantidad importante de enlaces externos, sin importar la procedencia de éstos ni la relación con la temática de la web a la que se pretendía posicionar.
Hoy día no basta con conseguir enlaces entrantes sino que estos deben cumplir una serie de pautas de calidad si queremos que tengan un efecto positivo en nuestro posicionamiento web. Por eso en Intro Publicidad os presentamos una infografía con todas las claves para conseguir enlaces de calidad.

omo veis hablamos de enlaces de calidad pero, ¿qué son exactamente enlaces de calidad? Consideramos enlaces de calidad a aquellos enlaces conseguidos en relación a un recurso promovido por la web que trabaja el link building. La idea es crear recursos que aporten algo al lector como pueden ser información original e interesante, tutoriales, entretenimiento, etc., en diferentes formatos como PDF, vídeo o imagen. Todo con el objetivo que el lector sienta la necesidad de compartirlo a través de enlaces, referencias en redes sociales o correo electrónico.
Es importante también tener una fuerte actividad de promoción a través de Internet focalizados en nuestro público objetivo. En este sentido hablamos de aprovechar las diferentes opciones que se nos brindan como alta en directorios locales, alta en Google Places, ayuda en foros, actividad en las redes sociales, envío de listas de productos. Con esto conseguimos que mejore la imagen y reputación de nuestra web, aumentando así las posibilidades de que ésta sea apuntada por otros sitios mejorando su relevancia en Google.
Todo esto debe hacerse lógicamente respetando las normas anti-spam de los buscadores. Para esto, tener en cuenta las claves que os exponemos: calidad, originalidad, palabras clave justificadas, naturalidad, comunidad de tu temática, reputación y seriedad. En este sentido, por ejemplo el propio Google nos propone estimular la generación de enlaces entrantes de manera natural en lo que llama link baiting (cebo de enlaces). Que consiste en crear un contenido interesante, útil, viralizable, en definitiva el contenido de calidad del que hablábamos anteriormente, con la intención de que sea referenciado de manera natural por otros webmasters. Lo cual se basa en una actividad altamente interactiva en la red a través de técnicas como las que os contamos.
Y por supuesto tener en cuenta las prácticas que Google detesta para no poner en riesgo la reputación de vuestro sitio. Porque si sois penalizados será muy difícil recuperar vuestro dominio y volver a estar entre los mejores de vuestro sector.